ZAPALEANDO EN SALTILLO

ZAPALEANDO EN SALTILLO

 

Sin duda una de las cosas que más nos gusta es darle cobertura a los festivales, ya que no solo se trata de la música y los artistas, sino también de conocer al público en cada estado, sus gustos, sus costumbres y la manera de darle vida, color y fiesta a cada evento. En esta ocasión nos fuimos a Saltillo y esto fue algo de lo que sucedió.

Siendo esta su 3a. edición llega de nuevo “ZAPAL” el primer festival en el estado de Coahuila, y como nos pudimos dar cuenta es una experiencia distinta, ya que no solo se trata de música, sino también de cultura y tradiciones. La cita fue el pasado sábado 7 de Julio, en la hacienda El Mimbre donde miles de saltillenses, y también público de algunos otros estados aledaños, se reunieron.

 

 

Un evento esperado por muchos, ya que como comentábamos, este es el tercer año que se realiza, y pues cada vez se pone mejor, en esta ocasión el cartel fue muy atractivo y desde su revelación cautivó a la audiencia. Un clima perfecto favoreció el día, pues a pesar de que se esperaba algo de lluvia, como en años anteriores, se logró mantener una temperatura agradable para disfrutar completamente el evento.

Un escenario emergente y uno principal eran donde se podían apreciar, incluso desde lejos, antes de entrar al lugar; lonas espectaculares con colores muy llamativos se veían a la entrada. La cultura y tradiciones del estado relucían por todo el lugar, podíamos apreciar desde un mercado artesanal lleno de creatividad, artesanía huichol, elaboración de zarapes (muy tradicional, por cierto), productos orgánicos ( café, chocolate, maquillaje etc..), ropa, exposición de fotografía, literatura y serigrafía. Hasta un pequeño stand en donde se hicieron presentaciones de bailables, talleres y danza aerea. La creatividad a flor de piel se reflejaba en los murales y figuras que se colocaron en algunas partes para las fotografías de recuerdo.

 

El tiempo transcurría y cada vez eran más zapaleros los que llegaban, para disfrutar de la música de las primeras bandas; Primavera Club fue la encargada de prender la chispa musical en el escenario principal atrapando a los asistentes. Serbia otra banda juvenil que hizo presencia, de la cual sus fans se hicieron notar de una manera peculiar, pues coreaban cada una de sus letras y la euforia se notaba al instante. Pero, ¿Qué pasaba del otro lado? , Pues a la distancia se alcanzaba a escuchar el escenario emergente, al cual lo hacían sonar grupos como: Coyle, Fonica, Claudia Santos y Hugo Segovia.

La aventura de un festival jamás se olvida, correr de un escenario a otro, organizar el tiempo para no perderte tus artistas favoritos, venir y cantar con: Odisseo, Camilo VII y Los Quehaceres de Mamá, era la locura. Llega el turno de ver a DLD, que emoción, pero que difícil saber que al mismo tiempo Technicolor Fabrics hace su presentación, situación que puso a muchos en aprietos. Las horas pasaban, la música seguía, la gente bailaba y esto se ponía cada vez mejor, pues cuando canto Porter la audiencia emocionada transmitía toda esa vibra, y no se diga  Caloncho, con su estilo y sabor musical lució todo su talento ante sus admiradores.

 

 

Una de las cosas que distingue a Zapal, como ya lo habíamos mencionado, es su cultura; pues se incorporó una “zona sagrada” donde se llevaron a cabo, “Danzas y Temazcales”, un verdadero deleite escuchar los tambores y apreciar estás costumbres que con gran pasión y respeto se realizan, y en las cuales podíamos participar.

La música no paraba y ambos escenarios seguían activos. Un buen ambiente era lo que vivimos por todo el lugar al ritmo de: Becerros, Noah Pino Palo y Pjma. Cuando menos nos esperamos ya había caído la noche, y uno de los números más esperados era el de Cultura Profética, ya que desde que se anunció su acto, este ya era de los más anhelados;  por más de una hora deleitaron a la multitud con sus originales melodías.

 

Entre más tarde era se ponía cada vez mejor, pues ya casi le tocaba a las bandas estelares; pero los que arrasaron en el escenario emergente fueron Pequeño Fénix y Bestia María, los encargados de darle fin al espacio independiente, haciéndolo de una manera única.

Ahora sí , todo se concentraba en una sola plataforma y sin esperar más, directamente desde Monterrey NL, llegó “El Chuntaro Style” a cargo de Él Gran Silencio, los que inmediatamente hicieron que sus seguidores, cantaran, bailaran, gritaran y brincaran  cada uno de sus éxitos, haciendo de este número uno de los mejores de la noche.

 

La euforia crecía y crecía, aumento mas cuando todos nos llevamos una sorpresa al ver que era turno de El Tri; “¿Están siendo felices?” Gritaba, “¡Y Que Viva El Rock And Roll!”, Frases que identifican un buen rock. Ondeando una bandera de México Alex Lora hizo de este momento algo memorable cuando a una sola voz y con ayuda del publico se entonó el ‘Himno Nacional”. El Tri de México, celebrando sus 50 años de trayectoria y música, nos compartió muchos de sus éxitos que han pasado de generación en generación, esto se podía notar entre los asistentes donde la edad ahí era lo de menos. Niños, jóvenes y adultos, gritando y coreando “Las Piedras Rodantes” , “Triste Canción”, “El Metro Balderas” , “Cuando Tú No Estas”, entre otras. Agradeciendo a todos por hacer posible todos estos años de éxito, también llamo a su esposa Chela Lora, que lo acompañó a dueto el resto de la presentación.

Como dicen, “No hay hora que no llegue, ni plazo que no se cumpla” , ya en la fase final de este gran día. Pero antes uno de los grupos más aclamados, estaba por salir, teniendo la tarea de concluir el festival: Maldita Vecindad. Que gran  forma de cerrar la noche ya que todos sabemos que los vecindarios son una banda icónica del Rock y Ska nacional que han compartido su música durante casi 30 años. ¡Ahí vienen los pachucos! Se escuchó, mientras veíamos un fan que con un atuendo estilo Tin-Tan, bailaba captando las miradas de muchos; el escenario se oscureció mientras se llenaba de humo, las pantallas proyectaban imágenes representativas de la agrupación, al mismo tiempo se alcanzaba a distinguir la silueta de “Roco” (vocal), quien antes de cantar dirigió unas palabras de “Paz y Baile” a sus fans. Una atmósfera de fiesta llenó el lugar cuando sonó, “Solín”, “Un Gran Circo”, “Quinto Patio Ska”, “Pata de Perro”, entre otras. La gente formaba círculos de “Slam” para disfrutar entre empujones, como es la tradición de este género musical; mejor no se podía poner cuando “Don Palabras” y “Pachuco” retumbaban en las bocinas, la vibra de cientos aficionados te contagiaba y al mismo tiempo entonar, ¡Hey Pa’ fuiste pachuco! . La hora de terminar llegó, pero no sin antes ponernos románticos al estilo “Kumbala”

 

 Gracias público maravilloso, por hacer esto posible” fueron las palabras con las que se despidieron, dejando a la audiencia completamente complacida.

Una gran cantidad de luces y fuegos pirotécnicos iluminaron el cielo, marcando así en la memoria de todos esta 3era edición del ZAPAL la cual nos dejó una experiencia única y original, tanto que ya esperamos la siguiente.

Agradecemos también a todo el staff que realiza estos eventos, y a los organizadores por habernos brindado el acceso y todas sus atenciones para dar cobertura.

NOS VEMOS EL PRÓXIMO AÑO.

 

 

Comments

comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: