Orgullo americano ( Película )

1283546.jpg

 

Bengasi, Libia. 11 de septiembre de 2012. No se trataba de un día cualquiera para los estadounidenses, quienes conmemoraban los mayores ataques terroristas que sufrieron 11 años atrás en su país. Sin embargo, lo que sucedió en Bengasi ese día vino a recordar el orgullo militar del que la mayor potencia económica del mundo goza y puede echar mano cuando sus intereses o sus recintos en el mundo son atacados. Al menos así lo cuenta en la pantalla grande el director Michael Bay, basado en el libro de Mitchell Zuckoff, en la cinta “13 Horas: Los Soldados Secretos de Bengasi”, que se estrena este fin de semana en nuestro país.

El asalto al consulado estadounidense en esa ciudad y el asesinato del embajador John Christopher Stevens, así como un ataque a un anexo cercano de la CIA en Bengasi, hizo ver a los estadounidenses su suerte, justo en un momento en que todo salió mal. Y no podía ser peor, se trataba de una de las ciudades más peligrosas del mundo.

Pero fue un grupo de militares de élite de Estados Unidos los encargados de salvar la vida de sus compatriotas en estos recintos, aunque a un precio muy alto. Basada en una historia real, el director Michael Bay se atrevió a contar esta novela llena de patriotismo, al resaltar el coraje y valor de defenderse y atacar en una tierra desconocida para una misión casi suicida de rescate.

El origen del problema vino cuando un grupo de militantes islamistas planearon el ataque sistemático en las sedes de Estados Unidos en Libia. Además del diplomático, asesinaron al especialista en tecnología Sean Smith y los SEAL Glen Doherty y Tyrone Woods. Esto detonó una respuesta que tenía que ser inmediata y salvar a más personas, por lo que seis hombres, ex NAVY SEALS y operarios de la CIA, se embarcaron solos a la defensa de los estadounidenses que aún sobrevivían.

El grupo es liderado por el jefe de la CIA (David Costabile), Jack Silva (John Krasinski), un ex-marine que llega a Bengasi para unirse a Tyrone Wood (James Badge Dale) y su equipo. Los otros ex-militares que acompañan la trama son Mark “Oz” Geist (Max Martini), Chris “Tanto” Paronto (Pablo Schreiber), John “Tig” Tiegen (Dominic Fumusa) y Dave “Boon” Benton (David Denman).

Estos hombres, bien armados y entrenados, tuvieron la capacidad de respuesta suficiente. Pero no podían hacerlo de forma individual, por lo que estaban dispuestos a morir juntos en medio del caos tras los ataques, dibujados en esta película con un coraje inquebrantable a pesar de que muchos eran padres de familia y deseaban volver a Estados Unidos… pero tenían una misión y el tiempo se agotaba para el rescate de 36 personas.

Los verdaderos héroes

Mark “Oz” Geist, exMarine, habla sobre lo que significó para él vivir en carne propia esta misión. “Bengasi es uno de los lugares más peligrosos del mundo porque se creó un vacío de poder cuando mataron a Gadafi y hay varias milicias luchando por el control”.

“Tenían el arsenal de armas de Gadafi, iba a ser un gran problema para todos”, comparte el Sargento Marine, John “Tig” Tiegen. “Era un lugar muy inestable. Fue un esfuerzo global, estábamos luchando contra el terrorismo juntos”, recordó Chris “Tanto” Paronto, Ranger del ejército estadounidense, al ver que no eran el único gobierno con gente en Bengasi.

“Algo que nos unió es que todos teníamos hijos, y eso afecta (…) dijeron que esperáramos y no les hicimos caso. Íbamos a impactar la vida de esos tipos, los íbamos a devolver a casa, éramos su única esperanza”, acuñó Tiegen, cuando las posibilidades de salir con vida eran escasas.

Comments

comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: