El vinilo nunca dijo adiós, sólo dio ventaja

El vinilo nunca dijo adiós, sólo dio ventaja
1308348
Los clásicos nunca mueren. Los discos de acetato, o glamorosamente llamados vinilos, surgieron a finales del siglo XX como la forma más práctica de escuchar la música sin perder la fidelidad de su sonido. Sin embargo, la vida va evolucionando y este objeto sonoro fue reemplazado por el CD hasta llegar a lo que hoy conocemos como el streaming. Pero el vinilo nunca dijo adiós, siguió su función en un sentido más profesional para los músicos; por ejemplo, los DJ’s que los siguen utilizando, claro, también están los coleccionistas que nunca los dejaron irse y que ahora los han transformado en un arte objeto.

Actualmente, el furor por los vinilos está creciendo a pasos agigantados; de hecho, son los jóvenes los que los han volteado a verlos como una alternativa más de disfrutar la música; incluso, encumbrándolos con un halo de glamour y sofisticación. Tanta es la importancia de su segundo aire, que disqueras como Sony Music reeditó su catálogo en el género del rock en español, poniendo a la venta acetatos de Soda Stero, Los Bunkers, Luis Alberto Spinetta y Charly García, entre otros.

Andy Dábula, organizador de la edición del festival Vinyl Manía que se realizará los días 14 y 15 de junio en LARVA, señala que tan sólo el año pasado se vendieron nueve millones de vinilos en el mundo, por lo que el mercado de este objeto está empujando fuerte, no sólo en la compra de vinilos, también en el mercado de las tornamesas, que en el mercado tienen un precio que va de los mil a los seis mil pesos; comenta que hay un modelo que puede transferir la música del acetato a la computadora.

“El vinilo es un formato que empezó a finales de los años cincuenta; tuvo su esplendor en los años 60 y 70. A finales de los ochenta comenzó el declive del formato, el CD tomó su lugar, pero se siguieron prensando vinilos y hay muchos géneros musicales donde el vinilo es su bastión; por ejemplo, el hard rock, el heavy metal, el reggae, la música electrónica, estilos musicales que nunca abandonaron el formato y los coleccionistas siempre mantuvieron su afinidad con él; nunca se perdió, se mantuvo, estuvo ausente nada más, actualmente todas las fábricas que hay produciendo vinilo están trabajando 24/7”.

Misma tecnología

Dábula también refiere que la tecnología que se usa actualmente para su elaboración es la misma que la de antaño, lo que garantiza un sonido fiel y hasta “artesanal”, porque se están recuperando las prensas de esas décadas para volver a producir de la misma manera que se hacía antes. Los nueve millones de vinilos vendidos en 2015 sólo corresponde a ventas de nuevos, no hay recuento de los usados y los intercambios, lo cual marcaría que la cifra es aún mayor. Además, Andy comparte que en los últimos tres años el crecimiento de los vinilos ha sido del 25 o 30 por ciento.

“Las compañías grandes están regresando al formato, porque ahora es el único que pueden comercializar, la gente no está comprando música en digital, las plataformas como Spotify no les están dejando ganancias a las compañías y mucho menos a los músicos. Ellos asimilaron que lo potencial ahora es el vinilo, porque la gente los compra como arte-objeto y ahora las nuevas generaciones están descubriendo este formato y lo están consumiendo”.

Precios elevados

Si bien es cierto que los vinilos están en boga, también hay que decir que los precios son altos, pues superan los 400 o 500 pesos, pero Andy señala que esto tiene que ver con el aumento del dólar, pero los vinilos usados también representan un atractivo mercado puestos que hay de todos los precios y de todos los gustos. “A nivel global están intentando el siguiente paso que hace falta para que el producto se instale definitivamente y tenga una proyección a largo plazo y ese es bajar los costos. Aquí en México lamentablemente por el dólar el vinilo es un objeto de lujo, y en el resto del mundo comprar un vinilo de ocho dólares es como comprarse una cerveza o dos”.

También acota Andy que los precios se pueden ver elevados porque las generaciones nuevas no están acostumbradas a pagar por la música, porque nacieron con el internet a la mano donde pueden descargar música o escucharla sin costo alguno mediante, “pero se dan cuenta que tiene otro peso el tener físicamente la música y el ritual que conlleva la reproducción del vinilo que para ellos es algo innovador aunque sea del pasado”.

Un evento familiar

“Vinyl Manía”, que está próxima a realizarse los días 14 y 15 de mayo en LARVA, pretende ser un festival que año con año reúna a coleccionistas, fabricantes, disqueras, compradores, músicos y todos los involucrados en el mercado del vinilo; sus organizadores esperan que si no se hace semestralmente, por lo menos que sea anual. El evento es abierto al público de 11:00 a 22:00 horas y durante el fin de semana esperan la asistencia de dos mil a dos mil 500 personas.

Habrá DJ´s tocando en vivo en formato de vinilo; también, habrá expositores de LP’s, sencillos, maxis, tornamesas, consolas, modelos más actuales para uso profesional y para uso hogareños, estará un restaurador de consolas, también habrá accesorios, agujas, fonocaptores, limpiadores para vinilos, cepillos para el polvo.

“Vinyl Manía” manejará el pasado, presente y futuro del vinilo, incorporando a su sector de “Oldies&Classics” un espacio llamado “Mercadonegro” dedicado exclusivamente a exponer nuevos sellos discográficos, artistas y bandas que estén editando actualmente sus trabajos en acetato.

x

Comments

comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: