Bikinis a la medida

Bikinis a la medida

1291239.jpg

Encontrar el traje de baño perfecto parece una odisea cuando la única opción que tenemos en la boutique es el tradicional y, casi siempre, diminuto bikini de dos piezas. En ocasiones está tan reducido en los ajustes del busto y la cadera que con una primera prueba en el vestidor sabremos que correr entre las olas o al salir de la alberca será una mala idea ante el riesgo que alguna de las prendas se mueva y terminemos dando un espectáculo bastante exhibicionista sin querer.

Al igual que los cánones de belleza, los trajes de baño también se han revelado dejando en claro que no solo los bikinis lucen impecables en los cuerpos esbeltos, pues ahora estos bañadores para los días de Sol y mar se enfocan en ofrecer modelos con siluetas que hacen uso de más telas que ayudan a controlar y definir con delicadeza las curvas, desde la espalda hasta los glúteos, sin olvidar el abdomen y los senos.

Más allá de los estampados y combinación de tonalidades, los trajes de baño ahora se rigen por las siluetas, costuras y escotes que brindan soporte a esas zonas que no están tan atléticas, en especial, si no eres muy afecta a mostrar algunas zonas de tu cuerpo como la espalda, abdomen, cadera, la región lúmbar (espalda baja) o hasta esos “gorditos” que se forman en la zona de los bíceps o en los abductores (la parte interior de las piernas).

Trikinis

Si no eres de cintura muy marcada y tu abdomen es más cuadricular, este tipo de bañador te ayudará a generar un efecto de proporción entre la cadera, el pecho y los hombros brindándote un efecto más estilizado también en piernas y brazos. Los estampados tribales o floral-print siguen reinando destacando al negro como base y retomando tonalidades ochenteras como el rosa neón, el verde militar y el azul marino.

Asimétricos

Para las mujeres con busto más predominante que las caderas y glúteos, los bikinis de dos piezas serán tus mejores aliados para sentirte más cómoda y sin el riesgo de que los senos se salgan de lugar. Opta por tops de un solo tirante, que generalmente suelen ser más anchos y de telas más suaves, el cual te ayudará a dar mayor estabilidad al pecho y sin la preocupación de los bordes de los senos salgan por el costado de la prenda. La ventaja de este bikini es que puedes combinarlo con cualquier otra pantaleta especial para el agua.

Silueta estilizada

Si lo que buscas es sentirte más ligera, los estampados a rayas te servirán para crear un efecto más estrecho y esbelto. Aunque las rayas delgadas predominaban hace un par de años, actualmente las líneas anchas horizontales protagonizan la temporada para enmarcar las curvas en la cintura y cadera, en especial si tienes busto grande y te gustan los cortes “straple”, es decir, sin tirantes de por medio.

Equilibrio al instante

La tendencia pin-up regresa con fuerza. No siempre es necesario lucir el bikini más diminuto, existen prendas completas que te equilibran y proporcionan el pecho, cadera, abdomen y piernas al mismo tiempo. Si lo que deseas reducir visualmente el busto, el escote “halter” (ajustado al cuello) es lo que necesitas. Los minishorts también funcionan en estos casos, además de ayudarte a ocultar estrías y flacidez en los costados de la cadera y la parte lumbar más baja.

Cuerpo completo

Los bañadores tradicionales de cuerpo completo siempre estarán de moda y son infaltables en el armario de verano. Suelen ser los preferidos si no deseas mostrar el abdomen ni espalda en su totalidad, aunque pueden marcar una silueta más rectangular, aquellos modelos con escote redondo y con cierre frontal en el pecho te ayudan a estilizar y proporcionar volumen entre los hombros y el tamaño de tu copa.

Comments

comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: