KnotFest México 2017: Lo mejor del metal mundial, como siempre

Nota por: Diego Durazo Cejudo    Fotos: Alfonso Lebrum

Un año más y los Zepeda Bros siguen cumpliendo nuestras expectativas de un show de calidad, con bandas tanto nacionales como internacionales.

Anteriormente nos habían deleitado con bandas legendarias como Slayer, Megadeth, Deftones, Marilyn Manson, The Offspring y por supuesto Slipknot.

Lamentablemente, este año sólo se abrió una fecha, y digo lamentablemente porque hay fans (como yo) que podrían pasar una semana entera viendo a sus bandas favoritas en vivo, conociendo algunas otras, comiendo y bebiendo hasta que Tecate (los patrocinadores del evento) agoten cada una de sus cervezas.

Hay muchas cosas que aplaudir a los organizadores, desde el excelente audio y rapidez del montaje de escenografías, hasta la variedad de comida y seguridad dentro del Centro Dinámico Pegaso, en donde se llevó a cabo el evento. Además, las diferentes opciones que ofrecen los boletos, desde General, hasta el VIP002, que ofreció acceso al área de firma de autógrafos, corredores entre los escenarios y barra libre, entre otras grandes ventajas.

ATTILA:

Impresionante la agresividad con la que entró la banda de Atlanta, que ya lleva unos años viniendo seguido, incluso es la segunda vez que se presentan en KnotFest México.

La energía que transmiten es increíble y es, sin duda, una de las bandas más jóvenes y frescas que pisaron cualquiera de los escenarios.

Se presentaron en The Maggots Stage, que fue en donde tocaron las bandas con menor reconocimiento, pero fue claro que al escuchar a la gente cantar “Middle Fingers Up” y “About That Life” con tanta euforia, tienen muchos y muy fieles seguidores.

Tocaron un total de 10 canciones, con las que algunos se sentían más que satisfechos, tomando en cuenta que el ambiente es pesado y algunos salimos con varios pisotones y codazos en la mandíbula, mientras que otros exigían más canciones porque solamente no tenían suficiente de esta gran banda.

Suicide Silence:

Muchos no habíamos tenido el placer de escuchar a Hernán “Eddie” Hermida, vocalista venezolano-estadounidense suplente de Mitch Lucker, quien falleció en un accidente en motocicleta en 2012, y aunque probablemente la ecualización de sonido no fue la mejor en esta ocasión, Eddie demostró la razón por la cuál sigue siendo el frontman de esta agrupación tan aclamada por sus fans.

Canciones como “You Only Live Once”, “Doris” y “Fuck Everything” continuaron con la energía tan intensa que caracteriza tanto este festival. No paraban de correr, brincar e incitar al público a organizar un gran mosh pit, y claro que nadie dudó en hacerlo, porque cuando toca Suicide Silence, no tienes de otra.

También es muy agradable saber que “Eddie” es latinoamericano, pues muchos fans pueden sentirse más identificados con la banda y es más fácil agarrarles cariño.

Definitivamente, si te gustan las bandas pesadas, con muchos guturales completamente incomprensibles, los blast beats y eres fan de los circle pits, sería bastante ilógico que no pusieras a Suicide Silence en tu lista de conciertos por asistir

Children Of Bodom:

Perkele” es la palabra que más me viene a la cabeza cuando alguien toca el tema de Children Of Bodom, porque de verdad que son impresionantes en todas sus modalidades, pero definitivamente, si te gusta el Melodic Death Metal, no puede estar fuera de tu Top 3.

Es indiscutible la presencia escénica de Alexi Laiho, además de su talento como vocalista y guitarrista. Cualquiera que escuche alguna canción de Children Of Bodom sabe perfectamente quién suena, ya que como COB no hay dos.

Tal vez fueron las críticas de sus más recientes álbumes, pero esta vez decidieron que su setlist sería lo más antiguo posible, ya que tocaron puras canciones de sus primeros discos. Abrieron con “Deadnight Warrior” del disco Something Wild (1997) y terminaron con “Towards Dead End”del Hatebreeder (1999), pasando por algunas otras como “Needled 24/7”, “Downfall” y “Hate Me!”.

La verdad es que es una banda con mucho show, muchos fans y una gran calidad musical. Para los conocedores de teoría musical, armonía y composición en general, es muy notorio que estos individuos no son cualquier grupo de niños con los instrumentos que les regalaron sus papás. Los saben usar y muy bien.

Bullet For My Valentine:

Qué increíble forma de regresar poco más de 10 años en el pasado, cuando “Tears Don’t Fall” sonaba en los celulares de todo adolescente a quien le gustaba el metal, pero también fresear.

BFMV fue uno de los headliners, aunque muchos estuvieran en desacuerdo. De acuerdo o no, “Bullet” se ha ganado su lugar en escenarios tan grandes y conciertos tan masivos como lo fue este, pues con un buen audio y un buen público demostraron que no son sólo pose, sino que dominan el escenario a la perfección y cautivan a todo el que los ve, sean fans o no.

“Hand Of Blood”, “4 Words (To Choke Upon)” y “Tears Don’t Fall” fueron las canciones más cantadas por la multitud, mientras se preparaban para recibir a las bandas más importantes en el Main Stage.

El atardecer estaba en su punto y, aunque cansados, todos seguín gritando, saltando y la emoción no paraba.

Terminaron su setlist con “Waking The Demon” y se echaron su respectivo encore con “Don’t Need You”. Una Gran Banda en vivo, con un excelente público y un gran repertorio.

Stone Sour:

Es un honor estar de nuevo en México- Corey Taylor.

El mismísimo Corey Taylor, quien ama a este hermoso país con una pasión que sólo se puede entender al asistir a estos conciertos, regresa, pero esta vez no con Slipknot, sino con su banda alterna: Stone Sour.

A pesar de que Slipknot es la banda principal, y la razón por la cual Corey es tan famoso, es claro que no explota su potencial como músico y cantante de la misma forma en la que lo hace con SS. Esta vez tuvimos una gran cantidad de sentimientos encontrados cuando escuchamos “Get Inside”, de su primer álbum: Stone Sour (2002), hasta “Song #3” y “Fabuless” del disco Hydrograd (2017).

Una voz única, al igual que la actitud revivieron por completo a todo aquel que estaba descansando en el pasto, esperando a las últimas bandas.

Sonido impecable, energía a todo lo que da y muchísimo amor por su trabajo fue lo que nos transmitió Stone Sour el pasado 28 de Octubre.

No hay mucho más que agregar, Stone Sour es una banda dedicada 100% a sus fans y de verdad se nota.

KORN:

Una de las bandas más legendarias de la historia del Metal, “los pioneros del Nu Metal” regresan y son recibidos con los brazos abiertos y los cuernos en alto.

La misma banda que lleva 24 años de trayectoria y descubrió nada más y nada menos que a Slipknot , pisa el escenario del KnotFest México.

Esta vez, en especial, el baterista Ray Luzier se llevó gran parte del show. Es increíble la intensidad, precisión y dedicación con la que este hombre toca su instrumento. No cualquiera demuestra su amor por su trabajo de esta forma, pues hay que pasar muchas horas al día, durante años para llegar a tocar como él, sin contar cada truco que hacía con las baquetas. Impresionante.

Y ¿Qué decir de Jonathan Davis? ya sabemos la bestia que es en el escenario, con sus movimientos amanerados, la falda y esa voz, sin duda, no hay nadie que se le iguale en ningún aspecto. Nunca podremos hartarnos de esta banda y definitivamente no sería lo mismo sin él.

El setlist fue más que perfecto, comenzando con “ Rotting In Vain” y “Falling Away From Me”, siguieron con excelentes canciones como “Y’all Want a Single”, “Shoots And Ladders, “Coming Undone”, “Blind” y cerraron con “Freak On A Leash”. Fue un total de 14 canciones que no nos dejaban descansar, ni queríamos.

Si pudiera decirle una cosa a esta increíble banda, tal vez sería: “NO DEJEN DE VENIR NUNCA”.

A Perfect Circle:

Creo que está de más decir lo increíble que es este grupo, ya lo sabemos todos, pero no todos tienen el gran privilegio de verlos en vivo, pues nunca antes habían venido y por lo que vimos, es muy probable que regresen.

Su setlist constó de 18 canciones, en donde se incluyeron 2 covers, uno fue “Imagine” de John Lennon, que tuvo un tono lúgubre e hipnotizante y el segundo fue “People Are Strange” de The Doors. Pero teniendo en cuenta que “3 Libras” y “Weak And Powerless” sonaron en vivo, en México, creo que muchas personas pueden morir en paz, por fin.

El Centro Dinámico Pegaso se vaciaba poco a poco, después de 12 horas de concierto, pero los fans de hueso colorado se quedaron hasta que terminó la última canción: “The Outsider”. Sin duda, un gran final en todo aspecto, agradeciendo a México por todo ese apoyo que pocos países le otorgan a sus bandas favoritas.

“Hipnotizante” es la palabra que más se adecua a esta gran banda.

Creo que sólo queda decir que, probablemente, el KnotFest es uno de los mejores festivales que han pisado suelo mexicano y queremos más, mucho más. Esperamos que en el 2018 nos sigan sorprendiendo y complaciendo como lo han hecho ya, durante 3 años consecutivos.

Aquí te dejamos una galería de las demás bandas que participaron en este impresionante concierto:

¡Gracias, Zepeda Bros!, ¡Gracias, KnotFest!, ¡Gracias, México! Nos vemos en el 2018.

#Difuzionate