Celebremos Dinamo de Soda Stereo el album que cambio todo

En 1992 el mundo hablaba de la fibra óptica, el rock alternativo “aparecía”, el grunge despertaba y América Latina tenía televisión satelital en el cual se veían canales del Perú y una cadena que buscaba dar contenidos latinoamericanos: ECO. Café Tacuba lanzaba su primer disco, Mano Negra hacía su gira Cargo 92 y Colombia tenía la llamada Hora Gaviria (adelanto de una hora para así disminuir el racionamiento eléctrico).

 

Y en 1992, el 26 de octubre, la espera terminó. Dynamo apareció para armar una nueva historia. Su propia historia. La de una banda que estaba a tono con el mundo y su oferta sonora y que la traía al continente. Pero también para mostrar que una disco adelantado que terminó siendo un conflicto para la banda y para su compañía discográfica.

Luego de haber presentado Cancíón Animal en 1990, el mundo pensaba que Soda Stereo no podría superarse. Musicalmente hablando, ese había sido un disco de gran impacto en el continente a través de sencillos que se reconocieron en todos lados como Cae el sol, Entre caníbales, Hombre al agua o Té para tres. También el haberlo grabado en Miami le dio otra característica sonora, alejada de aquello que podía ofrecer Buenos Aires.

Pero Dynamo fue un disco que se grabó de manera rápida y comienza a gestarse pocas semanas después de la salida de Colores Santos, el disco que Gustavo Cerati y Daniel Melero grabaron juntos. Disco que además tenía una marca profunda en la vida de Cerati, al haber fallecido su padre Juan José a comienzos del año.

Si bien el proceso normal de grabación comprende llegar a un estudio con las canciones listas y ensayadas, este se fue construyendo a partir de letras que Gustavo llevaba a las sesiones. Canciones que fueron transformadas y que además incorporaron otros elementos no presentes en sus discos previos como lo fueron trompetas o instrumentos como la tabla indú.

Dynamo es una potente muestra de cómo había una banda que en el continente estaba capturando la “vibra sonora” del mundo; la misma que se veía reflejada en obras como las del llamado “shoegazing” como lo eran las de grupos como My Bloody Valentine, Lush, Ride, Pale Saints, entre otros.

Y fue además un disco paradójico. Por un lado, la banda dejaba su relación contractual con CBS y comenzaba con BMG una nueva vida musical. Y el esfuerzo promocional estuvo mediado por las intenciones de CBS de promocionar los grandes éxitos de la banda y de BMG de hacer que el disco se diera a conocer.

Esta producción significó un momento creativo sin par, para una banda que además tenía ya presentaba conflictos entre sus integrantes, pero que creativamente hablando mostró un alto pico. Y claro, complementos y ayudas creativas por cortesía de Tweety González, Daniel Melero, Flavio Etcheto y otros personajes.

Al aparecer, fue tímidamente recibido por la crítica y por sus fans. No se sabía si era un disco de rock o de psicodelia de los noventa. El sonido desconcertaba y mostraba una madurez única frente a lo que el resto del continente tenía. Mientras tanto, los ecos de Mano Negra y el reflejo de Los Fabulosos Cadillacs estaban presente y Soda se alejaba de eso.

Luego de su presentación, la banda emprendió una gira de respaldo que comenzó por ciudades argentinas. Pasó por Paraguay, Venezuela y México. Y en la mitad de ella, en 1993, la banda cancela las fechas que faltaban y decide tomar un largo descanso. Tan largo que fue hasta 1995 cuando se volvió a escuchar su último disco: Sueño Stereo.

Siendo un disco tan distinto a los demás, quedó el legado de ser algo que los seguidores de la banda consideran que es un disco sublime, único e irrepetible. Uno que se adelantó a la vida musical del continente y que dejó en el claro que era la banda que le decía al continente lo que estaba sonando en el mundo, podía también hacerse en la lengua de Cervantes.

Un disco que sonó grande y sigue siendo grande y que se recuerda con estas doce canciones así:

https://www.deezer.com/plugins/player?html5player=1&autoplay=0&playlist=1&width=504&height=504&type=album&id=1222448

 

  1. Secuencia inicial: Abrir con esta canción e decir que se ,muestra un camino en el que todo puede suceder y tiene que suceder. Una muestra de capas sonoras y melodías sutiles que bien guían.
  2. Toma la ruta. Un llamado a tomar acción fuerte, la canción que además tiene un eco amplio por los efectos en la voz y guitarras.
  3. En remolinos: Aquí hay una tormenta sonora densa y única. Una canción que mostraba los aires y refugios sonoros en referencia al universo.
  4. Primavera Cero. Sencillo promocional que tímidamente sonó y se reflejó en las radios latinoamericanas.
  5. Camaleón: Con ecos dance y pisteros se construye una canción que hablar de mutar.
  6. Luna Roja Puede escucharse como un delirio místico en el que hay referencia a esa luna que ilumina y enceguece. Aquella que está presente en los ciclos de las antiguas civilizaciones.
  7. Sweet Sahumerio; En esta canción la voz aparece tarde, creando un efecto ambiental donde se describe un lugar especial. Cabe anotar además la presencia de instrumentación especial como la tabla indú.
  8. Ameba: Una violenta y efectiva descripción de lo que puede ser el juego de la fama. Hablar y ser parte de algo, pero también ser criticado y rechazado
  9. Nuestra Fe: Una nueva manera de entender una relación y encontrar cómo ella se llena de aprecios y dudas. Pero es también una manera de entender esa entrega.
  10. Claroscuro: La pista de ritmo nos recuerda el sonido de Manchester, y nos lleva a tener además una presencia del bajo especial y única.
  11. Fue: Podría sentirse como una canción acerca de una derrota. Acumular pérdidas y resumir todo en un pasado que no volverá. Y es además una canción con una presencia particular de la trompeta, la cual fue interpretada por Flavio Etcheto.
  12. Texturas: Una despedida certera que nos deja pensando en si el disco tiene una intención musical de ser circular o de ser un reflejo infinito de un sentimiento que no se puede repetir.

 

A sus 25 años, fue además un disco que dejó una huella importante en los medios. En este video, la banda hace parte de un sketch humorístico del legendario Tato Bores.