‘Spent The Day In Bed’ Lo nuevo de Morrisey

Parte de la redacción evalúa el primer single de ‘Low In High School‘, el nuevo disco de Morrissey que se publica el día 17 de noviembre.

“¿Podría molar más el single de retorno de Morrissey? Poder podría, pero difícil lo veo, porque es fantástico. Aquí Mozz recupera su estado de gracia pop. ‘Spent the Day in Bed’ tiene ese encanto inmaculado de lo que suena leve pero te hace cosquillas. Todo tiene una gracia fina, sutil y burbujeante. Ay, ese teclado inicial, esos efectos, esa manera de entonar tan silábica “Spent-the-day-in-bed”, esa melodía… ¡y esa letra! “No bus, no boss (¡ni patrón!), no rain, no train”… Un alegato contra la alienación, a favor de la pereza, de la resistencia pacífica, de manejar tu vida sin injerencias externas, en unos tiempos en que hay memos que hasta te discuten el derecho a las vacaciones pagadas. Su mejor canción desde ‘The First of the Gang to Die’. ¡Viva Morrissey! ¡Abajo el trabajo!” Mireia Pería

Resultado de imagen para morrissey 2017 highschool

“Desconocía que Morrissey estaba grabando algo tras el fiasco de su último disco, retirado del mercado por problemas con su sello, así que la noticia de un nuevo álbum previsto para noviembre ha sido una de las mejores de este verano. Esperaba un single igual de sorprendente o excitante que el anuncio del disco en sí, pero ‘Spent the Day in Bed’ no está a la altura de, por ejemplo, ‘I’m Throwing My Arms Around Paris‘. Comandado por un piano Rhodes (o similar) gracioso sin más, concentra el 90% de sus encantos en el texto, recordándonos que Mozz, pésimo músico, sobresaliente letrista, no ha sabido siempre rodearse de los co-autores adecuados. Al menos esa letra, una oda a la pereza o, teniendo en cuenta su tradición cínica e irónica, todo lo contrario, sí es digna de debate. “No soy mi tipo, pero me encanta mi cama” es desde ya una de sus mejores frases.” Sebas E. Alonso

Imagen relacionada

“Tengo una debilidad personal por todo aquello que me recuerde, aunque sea vagamente, a ‘Golden Brown‘ de The Stranglers desde que descubrí la canción gracias a una versión de Usura para Disco Grande, en los primeros 90 [Modo Abuelo Cebolleta off]. Y ese órgano saltarín con el que comienza ‘Spent The Day In Bed’ me recuerda a ‘Golden Brown’. Pero no solo me gusta por eso: aunque reconozco que puede resultar poco impactante como primer single de Morrissey, me encanta la producción queda y retro –ese bajo funky– que me hace pensar en ‘Viva Hate’, y también su letra, con una sencilla filosofía que invita a salir a la calle y vivir –aunque parezca lo contrario–. Y, por último, me parece que su estribillo, sin ser explosivo, tiene fuerza y es un verdadero grower que me suena al mejor Mozz.” Raúl Guillén