Creep de Radiohead cumple 25 años de su lanzamiento

El 21 de septiembre de 1992 Radiohead cambió para siempre el soundtrack ideal para un corazón roto con el lanzamiento del sencillo de “Creep”, un tema que por alguna extraña razón no siempre fue el “himno de los raros” que todos conocemos.

La historia de esta compleja canción de desamor comienza con el conflicto en el que entró la prensa tras su estreno, pues las primeras críticas señalaban que tenía un sonido “muy depresivo”, ocasionando que estaciones como la BBC Radio la descartaran de su programación. Pocos meses después bajo la influencia de la disquera EMI, “Creep” fue reproducida por DJ Yoav Kutner en la radio israelí convirtiéndose de inmediato en un hit en dicho país, cosa que llevó a la banda a un pequeño tour promocional previo a Pablo Honey.

Eventualmente la canción fue extendiéndose por Nueva Zelanda y España hasta llegar a San Francisco, donde se convirtió en un hit a nivel mundial un año más tarde gracias a una versión censurada donde cambiaron la palabra “fucking” por algunos adjetivos más suaves para cada cumplido (Por ejemplo: “you’re so fucking special” pasó a ser “you’re very special”).

Pero la relación de amor/odio por “Creep” no termina ahí, pues durante la gira de OK Computer en 1997 ésta fue excluida de sus setlist, debido a que Radiohead aseguraba que ya se habían cansado de la canción. Thom Yorke estaba harto de que fuera un tema recurrente en las entrevistas a pesar de que ya habían publicado dos discos más (The Bends y OK Computer), además de que la gente dejaba de prestar atención al resto de sus temas en los conciertos esperando el momento en que tocaran su principal hit.

Claro que hicieron un par de excepciones en 2001 durante un show en Oxford (su lugar de origen), luego de un par de fallas que interrumpieron su interpretación de “Motion Picture Soundtrack”. “Creep” volvió una vez más en 2009 durante su set en el Reading Festival, y tuvo un largo descanso hasta 2016 con la gira de A Moon Shaped Pool.

 

 

La historia detrás del cretino

El guitarrista Jonny Greenwood reveló en una entrevista con Chicaco Sun-Times de 1993 que Thom Torke le escribió “Creep” a una chica de la que estuvo enamorado mientras estudiaba Arte y Literatura en la Universidad Exeter a finales de los 80, quien además se apareció de forma inesperada a uno de sus conciertos. Aunque de hecho, ellos nunca se conocieron oficialmente…

“Thom estaba mortificado porque ni siquiera se había acercado a hablarle o algo. Él sólo la siguió durante un par de días, una semana o lo que sea hace unos dos o tres años. Y ahí estaba ella. Él estaba muy perturbado después de esto”.

Yorke mostró la canción al resto de los integrantes muy emocionado por su logro, y esto fue de gran ayuda para mantener vivo el entusiasmo de tocar juntos a pesar de las dificultades del colegio. Pero durante las primeras grabaciones Jonny Greenwood se hartó de la lentitud de la canción y trató de arruinarla con un ruido discordante que, sin saberlo, terminó por complementar la canción con los cambios de ritmos.

A pesar de esto, Radiohead tuvo que acreditar a Albert Hammond y Mike Hazlewood como co escritores de “Creep”, debido a las similitudes en los acordes con la melodía de la canción “The Air That I Breathe” de The Hollies (grabada en 1973). Hammond reveló que gracias a la honestidad de la banda no los demandaron, y únicamente recibieron (él y Hazlewood) un porcentaje de las ganancias como compensación.

 

 

En cuanto a la letra Thom Yorke asegura que es la historia de un hombre ebrio tratando de llamar la atención de la chica que le atrae simplemente siguiéndola a todas partes. Tristemente al final pierde la falta de confianza en sí mismo para hablarle de frente y “siente que subconscientemente es ella”.

“Tengo un verdadero problema siendo un hombre en los 90. Cualquier hombre con sensibilidad o conciencia hacia el sexo opuesto tendría un problema. El reafirmarte a ti mismo de manera masculina sin parecer que eres un integrante de una banda hard-rock es algo muy difícil de hacer… Ésto vuelve a la música que escribímos, que no es afeminada, pero tampoco brutal en su arrogancia. Es una de las cosas que siempre estoy tratando: imponer una imagen sexual, y por el otro lado, Se refleja en la música que escribimos, que no es afeminada, pero tampoco brutal en su arrogancia. Es una de las actividades que intento realizar siempre: afirmar una imagen sexual y, por otro lado, tratar de negarla desesperadamente”.

Por otra parte podemos interpretar a “Creep” como ese sentimiento de desesperación de que la otra persona te haga caso, una impotencia por dejar una marca en su vida y permanecer en su mundo a toda costa, que se ve impedida por una mala imagen de uno mismo menospreciándonos ante una respuesta contraria a la esperada.

De cualquier forma “Creep” ha estado con nosotros durante 25 largos años, acompañándonos en nuestras decepciones amorosas y buenos momentos.

Gracias Radiohead, Gracias por enseñarnos a ser “cretinos”.