La fiesta más mexicana: BOTELLITA DE JEREZ en el 61 Blues Club

Era 1998 cuando los fans escuchamos la noticia de que íbamos a presenciar “El último Guacarrock”,  la BOTELLITA DE JEREZ se separaba.

Muchos años habían pasado desde que Sergio Arau, Francisco Barrios y Armando Vega Gil hicieran su aparición irrumpiendo en las mentes de todos los que tuvimos la oportunidad de verlos alguna vez en vivo. Arau se separo desde el 88 y el Sr. González y Santiago Ojeda se integran para ponerle sabores y estilos diferentes a uno de los ensambles de locos más importantes del rock latinoamericano.

BTLLAcomp

El viernes 15 de septiembre con motivo de el aniversario de el inicio de la independencia de México y en punto de las 11:45 de la noche tuvimos una cita con la historia, con la izquierda musical, con la banda de rock de protesta por excelencia en la República mexicana, BOTELLITA DE JEREZ pisando el escenario de uno de los locales de conciertos que más ha crecido durante el último año, El 61 Blues Club en nuestro centro histórico de la CDMX. Pero fue desde antes que el bar comenzó con la fiesta mexicana a su modo, presentándonos y promoviendo el Blues y el Jazz, siendo la banda de la casa la encargada de abrir la noche y calentar gargantas con covers de Babo, Gerardo Enciso, Betsy Pecanins y temas originales que nos pusieron a mover las cabezas a su ritmo. Entonces subieron al escenario El Mastuerzo, el Sr. Gonzalez, Armando y Santiago y la respuesta de la audiencia fue inmediata.

¿Puede haber una banda más representativa de la molestia masiva contra las instituciones y el gobierno en nuestro país que BOTELLITA DE JEREZ? ¿Puede haber un momento más adecuado de nuestra historia para que dicha agrupación hiciera lo suyo hablando de el mal manejo del que somos víctimas diariamente? No lo creo y precisamente esa fue la introducción de casi todas sus melodías que en todo momento nos mantuvieron con el grito al aire, recordando que somos un “país chingón pero también jodido”.

“Charrocanrol”, “El Fua”, “43”, “El Guacarrock del Santo”, “Pinche Malinche”, “Principitote” y una nueva entrega de su clásico “Abuelita de Batman” en versión skafueron algunas de las más coreadas de la noche sin embargo, no hubo un solo minuto en el que los asistentes no gritaran al unísono todas y cada una de las canciones que los BOTELLOS nos regalaron.

El fervor del grito de independencia se hizo presente de modo muy singular y no faltaron las mentadas de madre para nuestros gobernantes, el reclamo severo hacia nuestro jefe de gobierno y el ¡VIVA MÉXICO! característico pero, con un enfoque diferente, una visión reflexiva de lo que verdaderamente esperamos todos los que amamos y continuamos creyendo que este país va a mejorar de alguna manera.

Lágrimas rodando por recuerdos revividos por muchos de nosotros y un ambiente inigualable son solo un par de las cosas que se vivieron en esta velada en El 61 Blues Club. Un conjunto de nostalgia y adrenalina recorriendo nuestros cuerpos en cada sonido. Tenemos que darle las gracias a todos los involucrados en esta fiesta mexicana, diferente e inolvidable, BOTELLOS, meseros, bartenders y directivos del 61 y sobretodo a cada una de las personas que asistieron a demostrar que el GUACAROCK no está muerto y sigue retozando en la memoria de todos los que sabemos lo que significa un “NO PINCHES MAMES”. Gracias BOTELLITA DE JEREZ.

BTLLA-12

#Difuzionate