Canciones para después de dar el grito seguir la fiesta

Las fiestas patrias son un buen motivo para empezar la pachanga desde temprano y si cae en viernes, mejor. Uno se inventa un puente (que no existe oficialmente este año) y le sale lo patriota para destramparse y terminarse la quincena antes de que llegue.

Esto y mucho más sabía Salvador Flores Rivera, mejor conocido como Chava Flores, quien fue un cronista musical adelantado a su tiempo y que bien vale la pena recordar por las situaciones cotidianas que no cambian en nuestra amada ciudad. Chequen con cuál se identifican. Aplica muy bien para hoy que es noche de fiesta.

Peso sobre peso (La Bartola)

Llega el mero mero de la casa y quiere armar tremendo reventón, descubre que tiene 50 pesotes en la cartera porque tenía la quincena comprometida por la tanda, el pago de colegiaturas y la despensa de la semana. Pero como la fiesta es la fiesta, uno puede tener la magia para armar la fiesta con un presupuesto reducido… Al fin que para las chelas siempre sobra.

Sábado Distrito Federal

En un año atípico, en el extinto Distrito Federal, y ahora Ciudad de México, el Grito cae en fin de semana y la ciudad será un caos viernes y parte del sábado en la madrugada.

La Tertulia

Porque la fiesta nunca falta y menos en fechas patrias, Don Chava sabe que en la canasta básica del mexicano no puede faltar desde la charanda del tío luchón, hasta el whisky del mirrey, los sandwichitos y la Coca Cola, la familia, los amigos y una noche espectacular.

Llegaron los Gorrones

¡A la gorra ni quien le corra! Nunca falta el colado en las fiestas de septiembre. El amigo del amigo del primo del invitado y hasta el vecino que casual, escuchó ruido y se integró sin previo ‘cover’ a la reunión ¡A esconder botellas y platones! Qué razón tenía Don Chava.

A Qué Le Tiras Cuando Sueñas Mexicano

Ya cuando llega la ‘cruda’ realidad al siguiente día necesitamos algo que nos motive para seguir vivos. Esta rola inspiracional sirve para revivir y estar consciente de que hay que chambear el lunes después de vivir la vida loca en el fin de semana tricolor.