Hoy se cumplen 27 años del Volumen II de Caifanes mejor conocido como ¨El Diablito¨

Volumen II es el segundo álbum de la banda de rock mexicana Caifanes. El disco, sin embargo, es mejor conocido como El diablito, título que se deriva de la imagen de un diablo acompañado de una leyenda con reminiscencias del juego de mesa lotería y que dice justamente «el diablito» en la esquina inferior derecha de la portada.

Imagen relacionada

El sencillo con el que se impulsó El Diablito fue «La célula que explota», la primera fusión clara entre música mexicana y rock de la banda y que resultaría el paradigma del trabajo que los Caifanes realizarían en el futuro, la cual realmente fue compuesta en 1989, y tocada el mismo año sin haber sido grabada hasta el año siguiente, y además sin el adorno de las trompetas del mariachi. Sin embargo, la mayor parte de los temas de este álbum no es un encuentro entre el rock y el mundo folclórico de México; más bien se trata de temas de rock tradicionales pero que confirman que Caifanes comienza a hacerse de un sonido propio. Para ello fue importantísima la incorporación de Alejandro Marcovich al grupo, quien fue desarrollando un estilo muy peculiar en la guitarra, fuertemente rockero pero a menudo con matices populares mexicanos (aunque su estilo es claramente identificable sólo a partir de El silencio).

Con este trabajo Saúl Hernández también encontró su voz poética. Sus letras comienzan a ser intrincadas, llenas de figuras, con algunos giros propios del español mexicano y marcadamente líricas.

Además de “La célula que explota”, El Diablito incluye algunos otros temas clásicos compuestos por Saúl Hernández “De noche todos los gatos son pardos”, “Los dioses ocultos” y “Amárrate a una escoba y vuela lejos”.

Resultado de imagen para caifanes 1990