Pink Floyd vs Trump inspirando a una nueva generacion

Desde el comienzo del mandato de Donald Trump en Estados Unidos, diversas campañas de protesta relacionadas con la música comenzaron a surgir. Canciones de inspiración para seguir adelante durante sus primeros 100 días de gobierno, álbumes compilatorios para apoyar económicamente a las asociaciones que fueron afectadas por sus políticas, y próximamente cuatro cerdos voladores inspirados en Pink Floyd obstruirán la vista de una de las Torres Trump.

Flying Pigs on Parade es una respuesta visual a todos los escándalos, insultos y cosas ilógicas que contaminaron las elecciones presidenciales en 2016 y ahora definen las acciones de Trump a cargo de uno de los países más poderosos del mundo. La idea original fue tomada de la portada de Animals de Pink Floyd, un disco que surgió como respuesta social y política a los problemas de Reino Unido en los años 70. Dicho álbum a su vez está basado en la novela Animal Farm de 1946, escrita por George Orwell, que habla sobre los cambios que la Revolución Rusa trajo al mundo.

 

 

Jeffrey Roberts es el hombre detrás de este proyecto, con el fin de continuar la siguiente etapa de interpretación del libro. Fue presentado por primera vez en noviembre para coincidir con las elecciones, pero tuvo que ser pospuesto para prepararlo de forma adecuada. La protesta pretende que la gente pueda disfrutar de un día completo cerca de Chicago River sin tener que ver las siglas “TRUMP” relucientes, como un recordatorio de la persona que está a cargo de todo.

Al ser propietario de los derechos de la imagen, Roger Waters aceptó encantado formar parte del proyecto e incluso firmó uno de los globos de cerdos gigantes color dorado, que tendrán medirán un aproximado de 4 metros de alto por 8 de ancho. La fecha tentativa de lanzamiento oficial es durante este verano, y de paso aprovechar que el sol se encuentra en su punto máximo durante estos días, pues esto hará que brillen con mayor intensidad.

Roberts planea llevar este proyecto a más ciudades donde existan estas torres que “contaminan visualmente”, por lo que Chicago será sólo la primera parada. Aquí les dejamos las imágenes de cómo se vería.

 

 

Recordemos que Roger Waters también utilizó algunos cerdos decorados con mensajes políticos durante sus conciertos en México, y si quieren saber más información de este proyecto podrán checarlo en su sitio oficial.