Morrisey el amo de las cancelaciones, aqui te decimos por que

En las últimas dos semanas, fuimos muy felices en México porque Morrissey al fin pagó su deuda y ofreció con éxito todos sus conciertos que tenía programados en distintas ciudades del país.

Después de tocar en México, Moz continuó con su gira en los Estados Unidos, sin embargo el lunes por la noche tuvo que cancelar inesperadamente un concierto que estaba ofreciendo en Tucson, Arizona, cuando se retiró del escenario mientras cantaba “Everyday Is Like Sunday”, de acuerdo con medios locales.

Minutos después, uno de los integrantes de su banda, salió a decirle a la audiencia: “su voz está arruinada. Ustedes lo escucharon, lo escucharon. Lo intentó, realmente lo intentó hasta el final. Salió y lo intentó. Su voz está realmente arruinada. Lo sentimos. Él lo siente. Saben que lo intentó”, dijo el tecladista Gustavo Mansur con una visible angustia.

De hecho, los problemas con su voz los venía arrastrando desde su show en Guadalajara como parte del festival Roxy que fue el tercero que dio en México, y el mismo Morrissey lo reconoce en un video que aparece en la página Madchester. Minutos antes de que abandonara el escenario, el cantante le confiesa a la audiencia: “dejé parte de mi boca en Guadalajara. Pero aguantaré aquí, y cantaré, y si es necesario, me caeré muerto”.

Antes de que el concierto terminará intempestivamente, Moz cantó “Suedehead”, “Alma Matters”, “When I Last Spoke To Carol”, “Speedway”, “Staircase At The University” y “Everyday is Like Sunday”. Su show en San Antonio, Texas tuvo que posponerse, y lo único que podemos decir los mexicanos es: “ufff, qué bueno que no le pasó esto aquí, porque no hubiéramos soportado una cancelación más.” Ah y por supuesto también le deseamos una pronta recuperación al gran Moz.