Siempre te preguntaste como se hacían los famosos casetes ?, aquí te decimos

No importa cuantos años hayan pasado, comprar música en formato físico seguirá siendo un éxito entre todos los melómanos. Aunque con tantas ediciones especiales que nos regalan las bandas, se ha vuelto más fácil que la gente siga interesada en gastar en un buen disco, en lugar de simplemente escucharlo en plataformas de streaming.

En los últimos años las ventas de los casetes han aumentado nuevamente hasta un 74%, y esto ha ocasionado que artistas como Justin Bieber y The Weeknd comiencen a apostar por sacar sus nuevos materiales en este formato. Incluso hay disqueras como Sub Pop que han reeditado TODO su catálogo –Band of Horses, Beach House, Sleater-Kinney, The Shins y más– en casetes.

Estas pequeñas cintas que nos llenan de nostalgia, son más baratas de producir y esto facilita su distribución (debido a que tienen mayor duración). Se han producido desde 1963 y desde ese entonces, a pesar de sus altibajos, no han dejado de crearse nuevas cintas.

Más allá de regresar la cinta con una pluma, el proceso de creación de cada casete es algo que vale la pena conocer a detalle. Es por eso que Super Deluxe resumió varias décadas en cinco minutos, para que chequen cómo nace cada uno y y corran a desempolvar sus walkman.

 

 

Aprovechando que la música en formato físico está de moda otra vez, en 2018 promete llegar la nueva generación de walkman y así no desperdiciar todas esas cintas que tenemos arrumbadas. Se trata de Elbow Cassette Player, un pequeño aparato con forma de pinza que se acomoda entre una de las ruedas del casete (lado A o lado B) y además se podrá colocar en la ropa como un accesorio perfecto para todos los fans de la música.

El proyecto sigue en fase prototipo, pero ha recibido buena respuesta por parte de la gente. ¿Se animarían a comprarlo?