Series que no se pueden perder en febrero

Relájese, prenda el televisor y disfrute que este mes no solo hay películas románticas pues DirecTv le puso play a cuatro series que lo tendrán pegado al televisor y que llegan con segunda temporada. Justo para que encuentre una nueva adicción en la pantalla de

The Missing: Alice Webster, reaparece en Eckhausen (Alemania) luego de haber sido raptada en esa misma ciudad 11 años antes. Su regreso conmueve tanto a su familia como a la comunidad. Mientras comienza la caza por su raptor, Alice parece tener la clave para descubrir el paradero de otra chica, cuya desaparición fue investigada en 2003 por el detective francés, Julien Baptiste. El lanzamiento de esta temporada en el Reino Unido fue visto por 7.8 millones de espectadores.

 

Indian Summers: esta serie de época narra los últimos días del dominio colonial británico. Entre un manto de intrigas políticas se esconden promesas, rencores y diversas historias de amor que tienen como telón de fondo los primeros signos de debilidad del yugo británico a la vez que la India sueña con la libertad. Dentro de los protagonistas de esta serie se destacan: Julie Walters, Henry Lloyd-Hughes y Patrick Malahide.

 

Our Girl: gracias a esta producción, las mujeres que hacen parte del cuerpo médico del ejército británico se ganaron nuestra admiración y respeto. Sus constantes desafíos le muestran al mundo la capacidad y coraje a la hora de enfrentar su día a día.  Esta nueva temporada presenta a Georgie Lane, una médica que, dos años luego de haber sido abandonada en el altar, se une al ejército para realizar un tour humanitario por Kenya que la pondrá en peligro. Pese a su desilusión sentimental, alguien muy especial la estará esperando en casa.

 

Fortitude: Dennis Quaid y Michelle Fairley llegan para la segunda temporada de este thriller psicológico que se ha ganado buenos comentarios de la crítica especializada.  En este nuevo ciclo los habitantes de la isla, Fortitude, superan la amenaza del parasito y están haciendo todo lo posible por seguir adelante. A pesar de que muchos están partiendo por los cortes de suministros y fondos, otros se aferran a su lugar porque no se imaginan viviendo en otro lado. Pero un nuevo peligro los acecha.