MITO PARA CURAR LA CRUDA : UNA CENA GRASOSA DE DESAYUNO ES LA MEJOR MEDICINA

Cambia el tocino por algunas galletas saladas, indica el doctor Michelfelder.

Cuando tu estómago está revuelto, cargarlo con salchichas, huevos y papas no ayudará. En vez de esto, come algo fácil de digerir que rápidamente eleve el nivel de azúcar en tu sangre, como los carbohidratos simples de una galleta salada y el pan.

La razón: en condiciones normales, tu hígado automáticamente produce más glucosa de tus depósitos de carbohidratos cuando el azúcar baja.

Sin embargo, cuando tomas tu hígado está ocupado metabolizando el alcohol y no siempre podrá regular el nivel de azúcar en la sangre, dejándote malhumorado y sin energía.